5 ene. 2010

Roly

No lo podemos creer. Tu muerte nos sorprende y nos deja sin palabras, sin encontrar una explicación.
Cómo te vamos a extrañar...

Tu amor al trabajo, tu sensibilidad, tu sentido del humor, tus enojos, tus dibujos, tus anécdotas, tantas cosas que en parte te llevás y en parte quedarán en nuestro corazón.

En esta época del año tan propensa al balance y la reflexión, nos dejás pensando cuánto hay que valorar y disfrutar lo que poco o mucho que tenemos en el momento en que lo tenemos; no después.

Compañero: De corazón, ¡Gracias por todo y hasta siempre...!